Noticias

Instalación y aplicación del lubricador

El lubricador es el elemento encargado de esparcir una nube de micropartículas de aceite a la línea de aire comprimido.
Este funciona a partir del principio de Venturi, reduciendo el área de flujo, lo que aumenta la velocidad del fluido, y pulverizando una gota de aceite para que ésta se distribuya uniformemente a los equipos conectados a la corriente neumática.
No en todos los sistemas neumáticos se debe usar aire lubricado, ya que en procesos delicados como los alimenticios y farmacéuticos, se debe utilizar aire complemtamente limpio y seco, y la corriente de aceite, aunque esté limpio es considerado un contaminante en esos casos.
 

Para garantizar el funcionamiento del lubricador, se deben seguir las siguientes recomendaciones:

  1. La dirección de flujo de aire no debe invertirse, es decir, el aire debe circular en el sentido indicado por la flecha grabada en el cuerpo del lubricador. Antes de la instalación, los contaminantes tales como polvo, aceites y desprendimientos de la tubería deben limpiarse para prevenir la mezcla de fragmentos de material sellante.
  2. Se dificultará suministrar aceite y llevar a cabo el mantenimiento si el lubricador se ajusta a un valor muy alto.
  3. El lubricador debe instalarse después del filtro y regulador para evitar el ingreso de humedad al lubricador y la formación de una emulsión. El orificio de regulación en el regulador no debe contaminarse con aceite y las partes de goma no deben recibir la influencia de la neblina de aceite.
  4. El número en el dial del anillo de ajuste en la parte superior del lubricador muestra la posición del ajuste de cantidad de aceite. A mayor el número en el dial, mayor es el goteo de aceite. No es el número de gotas de aceite.
  5. Cuando el lubricador se encuentra trabajando, si hay una zona en el circuito neumático que no se debe surtir de aceite, esta parte debe cercarse con válvulas anti-retorno para evitar el reflujo.
  6. El flujo de aire que utiliza el lubricador debe cumplir con un requerimiento mínimo de cantidad necesaria de goteo de aceite (flujo mínimo para neblina). Flujo insuficiente de aire causará un fallo de goteo de aceite.
  7. El lubricador puede alimentarse de aceite, aún estando bajo presión. Cuando se desea añadir aceite, se debe abrir suavemente el tapón de llenado de aceite y desmantelado después de que se ha eliminado completamente la presión en el envase, para evitar que el tapón sea disparado, o  que salga aceite rociado por este orificio.
  8. El nivel de aceite en el envase debe mantenerse entre el límite superior y el límite inferior, por lo que se debe suplir aceite en un tiempo planificado.
  • Método para suplir aceite:
  • Cuando el lubricador tiene aceite, el tapón de carga de aceite debe estar cerrado. El aceite de turbina en el envase debe alcanzar 80% de su volumen. El aceite debe ser examinado regularmente y suplementado para permitir que el dispositivo funcione bajo una condición de suficiente aceite.
  • Cuando el nivel de aceite se encuentra por debajo del tubo de succión, no puede surtirse el sistema. Por lo tanto, debe añadirse aceite antes de que el extremo del tubo de succión esté expuesto.

Cantidad de aceite y su ajuste

  • De forma general, la cantidad establecida de aceite para 10 m3 de aire es 1 cm3.
Lubricante
  • El lubricante recomendado para componentes neumáticos es un tipo de aceite de turbina (ISO VG32).
  • Debe utilizarse especialmente cuando los componentes ya han sido accionados con aire lubricado.
  • El lubricante debe ser anticorrosivo y evitar que los materiales de sellos se encojan, se hinchen o se deterioren. La mayor parte de los componentes neumáticos utilizan NBR como material de sellos.
  • La viscosidad del lubricante no debe ser muy alta o muy fina.

Inspeccione con regularidad si el envase plástico y la ventana de inspección se encuentra fracturado, dañado o envejecido.
Es importante recordar seguir las recomendaciones de instalación y uso, para que la vida útil del equipo sea larga y que su funcionamiento sea óptimo.