Noticias

Instalación y aplicación del regulador de presión

El regulador de presión es el elemento que nos mantiene constante la presión de aire, a un valor determinado por el usuario, que debe ser menor que la presión de entrada de aire.
Al igual que todos los componentes del sistema neumático, su uso correcto e instalación adecuada, garantizan que su funcionamiento sea el más adecuado y que la vida útil del mismo sea la más larga posible. Para todo esto hacemos las siguientes recomendaciones:
  1. Previo a la instalación, los gránulos en la tubería, el polvo, los residuos de aceite y virutas de tubería deben limpiarse y retirarse, para prevenir la mezcla de fragmentos con el material sellante.
  2. Cuando se presente condensado, y este se retenga en la válvula, fácilmente se reducirá la acción reguladora. Por lo tanto, debe instalarse la válvula con la manilla de ajuste hacia el lado inferior.
  3. No debe instalarse la válvula invirtiendo el sentido de flujo (El regulador presenta una flecha indicando el sentido correcto en el frente y el reverso), de otra forma, se presentarán fugas continuas y perderá la función de ajuste de presión.
  4. La presión de ajuste a la salida del regulador debe ser menor al 85% de la presión en el lado de entrada, para regular cuando haya caídas de presión y evitar fallar en cumplir con los requerimientos.
  5. Si se presenta condensado, contaminación con aceite y polvo en la entrada de aire, el atasco en el orificio de descarga y se restringe el paso del aire, fallará el paso de aire a través de la válvula. Por esto, se debe instalar un filtro de aire previo al regulador de presión.
  6. Debe utilizarse en el rango de temperatura indicado y evitarse la exposición directa al sol.
  7. Se debe dejar espacio adecuado alrededor del elemento para el ajuste de presión y mantenimiento.
  8. Después de ajustada la presión, debe bloquearse el botón de ajuste, presionándolo hacia el centro del cuerpo.
Al seguir las recomendaciones de instalación, protegemos el elemento neumático, y contribuimos a alargar la vida útil del mismo.